La enseñanza basada en el apego, de Louis Cozolino

A propósito del libro La enseñanza basada en el apego, de Louis Cozolino, el autor explica ampliamente los contenidos del mismo. Las propuestas de Cozolino se basan en la dimensión social del vínculo de apego, y consisten en una serie de estrategias que se resume en la idea o metáfora del “aula tribal”: convertir el grupo educativo en una tribu. El artículo desgrana los principales conceptos y recursos contenidos en el libro, que nos invita a descubrir.

Louis Cozolino presenta un libro en el que analiza el modo en el que el cerebro humano evolucionó para aprender a lo largo de la historia de nuestra especie. En el libro se defiende la teoría de que el cerebro, como órgano humano que es, también ha evolucionado hasta convertirse en un órgano social. De esta manera quienes se relacionan mejor sobreviven mejor. Los humanos, durante los últimos 100.000 años, hemos vivido en pequeños grupos que mantenían una relación estrecha, conocidos como tribus. Sobrevivieron gracias a las relaciones familiares, a la cooperación y a los rituales comunes.

El objetivo del libro es poner en valor los métodos educativos del aula tribal, a fin de que el maestro pueda aprovechar los instintos  sociales primitivos en beneficio de sus alumnos. Entiende la tribu como un grupo de individuos unidos por el tiempo compartido, por la confianza, por el afecto y por un propósito común. Las tribus constituyen el entorno social en el que evolucionaron nuestros cerebros a lo largo de muchas generaciones. En la tribu las necesidades individuales quedan subordinadas a las del grupo, y en la misma imperan el cuidado, la abnegación y otras formas de comportamiento altruista.

Los valores de las sociedades industrializadas, y especialmente en el mundo occidental, se basan en la competición, en el éxito individual, en la obediencia y en el poder sobre los demás. Se organizan grandes grupos sociales basados en la jerarquía social, la desigualdad y el dominio. Los valores tribales del respeto mutuo, la cooperación y el cuidado que dieron forma a nuestros cerebros sociales durante generaciones, se han excluido de la cultura moderna.

Los valores tribales del respeto mutuo, la cooperación y el cuidado que dieron forma a nuestros cerebros sociales durante generaciones, se han excluido de la cultura moderna.

Nos encontramos en un mundo que no encaja bien con nuestra biología ni con nuestros instintos sociales básicos. Hemos despreciado la sabiduría inherente en la cultura y en la experiencia humana moldeada a lo largo de millones de años. Los teóricos de la educación modernos no han sido capaces de ver el valor del apego seguro entre alumno y docente.

A continuación explicamos algunas de las ideas clave que desarrolla el libro:

Apego

El origen del apego está en el vínculo entre la madre y el hijo. El cuidado prolongado e íntimo es la cuna evolutiva del cerebro social humano. Sobrevivimos gracias a nuestra capacidad de establecer vínculos con nuestros padres y de detectar las necesidades y las interacciones de aquellos que nos rodean.

Apego seguro es la capacidad de verse tranquilizado por los demás y de experimentar seguridad gracias a su proximidad. Este vínculo biológico ha sido moldeado por la evolución y es básico para el aprendizaje.

Trasladado al ámbito escolar, en el libro se plantea la necesidad de tener profesorado dedicado, cariñoso y compasivo que conozca bien a los niños y niñas y procure su bienestar. La capacidad de un alumno o alumna para aprender está profundamente afectada por la calidad de su apego al profesorado y a los compañeros y compañeras.

El profesorado promueve la configuración de los esquemas de apego a través de sus interacciones, dentro y fuera del aula. Las relaciones de apego calman la ansiedad y facilitan el aprendizaje. Hay que dedicar tiempo a construir el aula tribal.

Educación

La construcción del apego en el aula es algo esencial, especialmente para el alumnado con especiales dificultades para aprender a causa de traumas pasados, desafíos socioemocionales y desconexiones culturales. Por ello, cuanto más se parezca el aula a las dinámicas de los sistemas sociales naturales, más se optimizarán la neuroplasticidad y el aprendizaje, así como las relaciones de apego y la estructura social del grupo.

Cuanto más se parezca el aula a las dinámicas de los sistemas sociales naturales, más se optimizarán la neuroplasticidad y el aprendizaje

Profesorado

A los niños y niñas, los comportamientos poco cariñosos les enseñan que el mundo es un lugar peligroso, y les aconsejan evitar la exploración, la asunción de riesgos o confiar en los demás. El profesorado severo, crítico, despectivo, estresado, transmite estos estados mentales al alumnado y bloquean su capacidad de aprender. Los profesores y profesoras que son capaces de crear ambientes sociales, intelectuales y físicos enriquecidos que estimulan la plasticidad neuronal, mejoran el aprendizaje.

Aula segura: permite al alumnado hacer frente al estrés del nuevo aprendizaje y regular su miedo al fracaso con el apoyo de sus docentes y compañeros y compañeras

Es necesario realizar una formación más amplia al profesorado. Los programas de formación actuales los preparan para ser instructores pero no lo hacen para enfrentarse  a los problemas sociales o emocionales con los que se encontrarán.

Propuestas educativas

Cuatro aspectos necesarios a la hora de planificar el aprendizaje y desarrollar mejor los cerebros:

  1. Establecer relaciones seguras y de confianza
  2. Mantener estados de ansiedad y excitación bajos o moderados. Estos optimizan el aprendizaje, pero el mismo se detiene en estados de alta excitación, pues desvía la energía hacia la supervivencia inmediata. El aprendizaje eficaz requiere un estado de interés y curiosidad, con una ansiedad mínima.
  3. Pensar y sentir. La atención a los pensamientos y a los sentimientos mejora la regulación emocional y la resolución de problemas. El profesorado proporciona un modelo emocional a su alumnado.
  4. Construcción conjunta de narraciones de narraciones (construcción conjunta de historias entre los miembros de la tribu). Las historias compartidas enseñan habilidades, transmiten valores y crean perspectivas y objetivos compartidos.

Otros aspectos y propuestas relevantes que aparecen en el libro:

  • Mantener las escuelas y las aulas con tamaños reducidos, y en su defecto crear tribus más integradas
  • Dedicar tiempo suficiente para establecer vínculos: intercambio de experiencias, centrarse en proyectos comunes
  • Servicio a la comunidad. No proteger a los niños y niñas del mundo real. Lo necesitan sus cerebros para crecer.
  • Centrarse en acontecimientos actuales con historias de interés humano. “El mundo es la mejor fuente de material didáctico”.
  • Participación significativa y emocional por parte de los padres y madres, de los abuelos y abuelas y de otras personas ciudadanas.
  • Practicar el humor en el aula. El humor mejora la conexión social, disminuye el estrés, estimula el desarrollo del cerebro y mejora la integración de las redes neuronales. También aumenta la atención del alumnado, el disfrute y la memoria. Cuando la información va acompañada de humor es más probable que se recuerde. Pero el sarcasmo o el humor despectivo pueden obstaculizar el aprendizaje. Mejor el humor inesperado, sorprendente.
  • Llegar al alumnado al que es imposible enseñar. Existe una conexión intima entre la aceptación social y el aprendizaje

El humor mejora la conexión social, disminuye el estrés, estimula el desarrollo del cerebro y mejora la integración de las redes neuronales

En definitiva pienso que este libro va más allá de la presentación de una serie de ideas teóricas y/o actividades prácticas para trabajar en el aula. Presenta una buena fundamentación antropológica de las razones que impulsan a nuestro cerebro a trabajar de modo cooperativo, a aprender cosas nuevas a través de la conexión afectiva entre maestro y alumno, y plantea las grandes líneas de actuación que serían fundamentales para una buena educación que dé un giro a los modelos competitivos actuales. Entiendo que las ideas de este libro deberían ser tenidas en cuenta a la hora de elegir a los mejores profesores y profesoras. Tanto como saber, éstos deben ser capaces de atender a las necesidades individuales de su alumnado, ser atentos, comprensivos, cariñosos, motivadores, creativos, etc. Es decir, se debe tener en cuenta el apego como elemento que estimula la neuroplasticidad del aprendizaje.

Cozolino, L. (2019): La enseñanza basada en el apego Ed. Desclée de Brower. 288 pág. ISBN: 9788433030313

Louis Cozolino es psicólogo estadounidense y profesor de Psicología en la Universidad de Pepperdine. Es graduado en Filosofía por la Universidad Estatal de Nueva York en Stony Brook, en Teología por la Universidad de Harvard y doctor en Psicología Clínica por la Universidad de California en Los Ángeles. Ha realizado investigaciones empíricas sobre la esquizofrenia, el impacto a largo plazo del estrés y el abuso infantil. Ha publicado numerosos artículos y siete libros, y trabaja en su consulta en Los Ángeles.